El misterio de las piedras preciosas

Seudónimo: Fiona

En un pueblo muy lejano donde no se sabía que habían piedras preciosas en el fondo del mar, vivían 4 mejores amigas: Stacy, Olivia, Victoria y Cloe. Tenían un club de buceo porque les encantaba experimentar cosas nuevas juntas, grabarlas y compartirlas con el mundo para que vean sus aventuras en videos.

Era un viernes por la tarde y ya las cuatro amigas habían terminado de navegar y bucear, Stacy era la que siempre grababa y encontró una piedra que no parecía interesante, así que se la quiso guardar sin decirle nada a sus mejores amigas. Después de horas divirtiéndose escucharon un fuerte estruendo. Tuvieron que apurarse para regresar porque se acercaba una tormenta. Ya estaban a punto de irse a su casa en su bicicleta, pero a Stacy se le había olvidado su celular en el barco así, que fue a buscarlo mientras su amigas la estaban esperando. Unos segundos después de que Stacy hubiera ido a buscar su celular, se escuchó un grito y no hubo ningún rastro de ella.

Al siguiente día todavía no sabían nada de Stacy. Sus amigas estaban muy preocupadas. La mamá de Cloe era la alcaldesa, así que decidió llamar a la policía. Por suerte, había uno en el pueblo que venía de visita, así que se encargó rápido del caso.

El policía encontró un barco muy lejos, entre unas rocas, donde también se encontraba el suéter de Stacy. Después de varios días y de no conseguir más rastros, la alcaldesa dio la orden de que le hicieran un funeral porque ya no tenían esperanza de que Stacy siguiera viva.

Olivia, Victoria y Cloe tenían mucha esperanza de encontrar a su amiga, así que decidieron investigar por su cuenta sobre el caso de Stacy. Fueron a la playa justo donde desapareció Stacy y encontraron la piedra. Victoria sabía mucho sobre historia y en seguida pudo decir que la piedra procedía de la princesa Celeste, que se hundió en ese barco hace 100 años y esas piedras se buscan porque son muy valiosas. Juntas pensaron que alguien quería esa piedra y que por eso secuestraron a Stacy, ya que era muy inteligente y tenía una de esas piedras valiosas.

Era de noche y vieron que en el faro se apagaban y prendían las luces, queriendo transmitir un mensaje que solo lo entendieron sus amigas: Lo que decía era “Ayúdame estoy en el sótano del faro SOS (Stacy)”. Las chicas corrieron y pudieron encontrar a Stacy.

Al encontrar a su amiga Stacy se dieron cuenta que detrás de ella se encontraba la hermana de la alcaldesa, líder del grupo de piratas que quería poseer todas las piedras preciosas para venderlas y así hacerse millonaria.

Finalmente la hermana de la alcaldesa fue llevada a prisión, de esa manera se desmanteló la banda de piratas y devolvieron las piedras de oro al océano.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *