El menú raro

Seudónimo: Colibrí

Había una vez un restaurante que estaba en Francia y era muy famoso. En todo el mundo decían que era el más rico del universo.

A los niños de primer año de la Idishe, les gustaba Francia porque Emilia, su compañera, les platicó del restaurante y de los lugares bonitos que tenía porque lo había leído en un libro.

Para juntar dinero para el viaje, trabajaron en la escuela dando clases de matemáticas a los niños del kínder, otros niños limpiaban los salones y traían lápices, gomas, tijeras, hojas de colores y blancas para venderlas en las clases.

Juntaron mucho dinero y le pidieron permiso a sus papás para irse de viaje.

Como eran chiquitos fueron con Becky que era su maestra.

Cuando se bajaron del avión, estaban en Francia pero estaba oscuro así que se fueron al hotel.

Al día siguiente llegaron al restaurante y pidieron el menú pero cuando lo leyeron  no querían pedir nada porque los platillos estaban muy raros

Los niños dijeron: ¿Esto qué es? Se querían ir pero el mozo los escuchó y rápidamente le dijo al chef: ¡A los niños no les gustó la comida del menú!

El chef fue a donde estaban y les dijo: Les voy a explicar lo que ven aquí: esto que leen no es sangre de murciélago solo se llama así pero es salsa de tomate, los ojos de tigre son huevo cocido, los dedos de niño son papas fritas con catsup, el vómito de rana solo es avena cocida con leche y canela, el corazón de conejo solo son fresas con azúcar, los  triangulitos con arena son crepas con azúcar glass, los cuernos de bebé toro son pan en forma de cuerno que en Francia se llama croissant, la baba de cocodrilo es agua y la sangre de colibrí, refresco de frambuesa.

El grupo se quedó tranquilo con la explicación del chef y cuando terminaron de comer, pidieron más.

Después se fueron a conocer todos los lugares de Francia y conocieron más restaurantes, pero ese fue el mejor y el más divertido.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *