Estuvo en mí

Sedónimo: Cookie

Cuando habitó dentro de mí

fue cuando comprendí;

 que encerrada en mi cuarto, 

vivía lo mismo noche tras noche.

Cada día era el mismo

  y mi libertad, un espejismo,

Los abrazos me fueron robados

y con ellos, mí alegría.

Un virus me enseñó

lo que antes nadie nunca me dijo,

saber que todo cambia

en un abrir y cerrar de ojos;

que aprender a valorar

es aprender a amar;

que cada proceso

requiere de su esfuerzo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *