La Princesa Isa

Seudónimo: La pequeña princesa

Erase una vez una princesa que se llamaba Isa, tenía ocho años de edad, de complexión delgada y  muy pequeñita.

 Isa iba a la escuela de la ciudad de los unicornios. Sus padres eran los Reyes del castillo real y eran unas muy buenas personas, ayudaban mucho a los demás y a pesar de que pertenecían a la realeza no le daban a su hija Isa todo lo que quería, porque le enseñaban a valorar lo que tiene.

Un día Isa llegó a la escuela y vio que unas niñas llevaban los juguetes que ella más quería tener, por lo que Isa sintió envidia de las niñas que los tenían. Ese día cuando llegó a su casa, al gran castillo real, le dijo a sus papás que por qué las niñas de la escuela tienen esos juguetes y ella no, si ella tiene muy buenas calificaciones, su papá le dijo que no es bueno tener envidia, porque cada quien tiene sus cosas y uno no siempre puede tener todo lo que quiere, pero que podía jugar con ellas al día siguiente en la escuela y hacer nuevas amigas. 

Al día siguiente Isa llegó a la escuela y tomó sus clases con mucha emoción y dedicación, y durante el recreo se acercó a las niñas y se presentó diciéndoles que ella es la princesa Isa y les preguntó si podía jugar con ellas, las niñas se presentaron también y dijeron que ellas son Laila, Emma y Adri, y que sí podía jugar con ellas, jugaron con los juguetes y estuvieron muy contentas.

Isa al llegar a su casa, les contó a sus papás que se divirtió mucho con sus nuevas amigas y jugaron con los juguetes.

Al día siguiente Isa llevó su juguete favorito a la escuela, en el recreo jugó con sus nuevas amigas  y se divirtieron mucho.

Finalmente la princesa Isa aprendió que no debe de ser presumida ni envidiosa y que compartir es maravilloso.

Colorín colorado este cuento ha acabado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *