Las aventuras de Peter y Paula / El libro mágico

Seudónimo: Arnielisado

Hace un tiempo había un niño llamado Peter que tenía a su mejor amiga Paula. Ellos siempre estaban juntos. A ella le encantaba leer mucho y sobre todo de la época de los Nazis, pero Peter prefería los deportes. Un día Peter acompañó a Paula a la librería Golden Book, por otro libro, pero cuando Paula lo agarró desapareció. Peter estaba buscando a Paula por todos lados hasta que vio el libro tirado, pero cuando lo agarró sintió una sensación rara como si tuviera mariposas y en eso desapareció, ya no estaba en la tienda sino que en otro lugar.

Ese lugar se le hacía conocido y se acordó de un cuento que Paula le había contado: ¡ESTABA EN UN GHETTO!

Un lugar en el que los nazis metían a todos los judios para separarlos de los demás y no los dejaban salir. Era horrible estar ahí porque no podían hacer lo que querían.

Peter estaba muy preocupado porque no sabía dónde estaba Paula ni cómo regresar y estaba en un ghetto. Decidió ir a buscarla por todos lados porque no podía dejarla en ese lugar tan horrible. Mientras tanto Paula estaba al otro lado del ghetto ayudando a la gente que necesitaba apoyo, pues ella sabía mucho de esa época. Pero tenía mucha hambre, necesitaba alimentarse, así que una familia muy noble la invitó a comer a cambio de que ella los ayudara en el trabajo. Peter preguntaba a toda la gente que se encontraba en su camino por ella y les decía “es una niña como de mi edad, con pelo café y ojos azules”, cuando le preguntó a un señor, este le dijo que estaba en la casa de los Cohen, una familia muy noble.

Él viajó por todo el ghetto hasta que llegó al lugar que le había dicho el señor, tocó la puerta y una voz le respondió

-¿Quién es?

-Soy Peter, el amigo de Paula. Vengo a ver si está aquí. Tardó unos segundos, pero la voz le contestó

-Pasa- y la puerta se abrió.

Peter entró, Paula corrió a abrazarlo, los dos estaban muy felices. Paula le dio las gracias a la familia y se fueron.

Cuando estaban caminando vieron a tres nazis, uno les preguntó quiénes eran. Peter les mintió.

-Yo soy Moises Shapiro y ella es Miriam Cohen.

-Nunca los había visto. Hay que llevarnos al niño- dijo el segundo nazi.

Los tres agarraron a Peter y por más que trató de soltarse, ellos eran más fuertes y lo estaban jalando. Él oía a Paula gritar, pero el tercer nazi le apuntó con su escopeta y ella paró, el nazi iba a apretar el gatillo. Peter no la podía dejar así que aventó a los nazis y se escapó corriendo con ella. Después de un rato pararon porque vieron el libro, el que los había transportado hasta ahí. Peter lo agarró y se salieron del ghetto. Cuando llegaron al bosque hicieron un refugio y se quedaron a dormir.

A las 3:15 a.m. se despertaron porque oyeron bombas muy cerca. Los dos salieron corriendo, se escondieron en un árbol, Peter vio una bandera roja con negro y blanco con una estrella rara en el centro: eran nazis en una marcha aventando bombas y disparándoles a los árboles en el bosque.

Llegó un partisano, que era una persona de parte de los judíos. Él los llevó a su base y les dio de comer. También les dijo que los nazis estaban perdiendo y que él tenía que pelear. Los niños estuvieron con otros partisanos unos días.

 Dos semanas después el partisano que los salvó llegó y les dijo:

-¡Los nazis perdieron y nosotros ganamos!

Todos se pusieron muy felices y celebraron, Peter abrió el libro y los dos regresaron a Golden Book en su época.

Los dos entendieron que el libro les había enseñado cómo habían vivido sus antepasados y que tuvieron la mejor aventura de sus vidas.

Al final Peter dijo:  yo estoy muy agradecido con nuestros antepasados que lucharon contra los nazis para que nosotros podamos estar aquí. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *