Los reinos

Seudónimo: Vaquita cornuda 

Bien, mi nombre es Jade, soy un pequeño pingüino, vivo en un iceberg, al lado de éste hay una montaña, detrás de la misma hay un gran valle con muchos reinos, para ser exactos cinco reinos. El de Lava, El Dulce reino, El reino Oscuro, El reino Helado y El reino Nodriza, en ellos tengo muchos aliados, nunca estoy sólo en las aventuras, sin embargo, por más que tenga aliados también tengo un enemigo se llama Jorge. El problema es que él tiene el Rubí Sagrado que controla una cantidad abismal de bestias, las cuales, destruirían absolutamente todos los reinos.

Y así fue como Jade se presentó atractivamente, pero lo que él no sabía era que existía un sexto reino, incluso, era el Reino más poderoso ¡¡El reino Subacuático!! - Dijo el extraordinario Narrador.

- Hola, Jade, dijo su mejor amigo Max.

- ¡Ohhh! Hola, Max, hace mucho tiempo que no te veía, dijo Jade sorprendido.

- Oye, ya viste que derroté a Jade con Finn, Jake, La Dulce princesa y los demás, no tu el otro Jade, aclaró Max.

- Sí, sí lo ví, pero ahora tenemos a otro villano que derrotar, ¿podemos contar con Finn y los demás?, preguntó Jade.

- No creo, ellos están en el espacio, a lo mejor cuando regresen. ¿Por cierto quién es el villano?, dijo Max.

- Mmmm, eso es malo, necesitamos apoyo, conozco a alguien... y el villano es Jorge, respondió Jade.

- ¿Y qué tenemos que recuperar?, preguntó Max.

-  El Rubí Sagrado. Para eso, El rey Helado y Samantha nos ayudarán con la misión, planeó Jade.

- Deberíamos de tener un lugar secreto para planear todo, dijo Max.

- Estoy de acuerdo, dijo Jade.

346 minutos más tarde……..

- Por fin, dijeron los dos exhaustos.

- Bueno, vayamos por los demás, dijo Jade.

- Estoy de acuerdo, dijo Max.

- Hola, Samantha, escucha, no hay tiempo para explicar, ven, dijeron los dos.

- Hola, Helado ¿Cómo has estado?, dijo Max.

- ¡Qué quieres Máx! Respondió el Rey Helado con cara de pocos amigos.

- Necesitamos recuperar algo, respondió Jade.

- ¿Qué necesitan? ¿Armas avanzadas del Reino nodriza, de mi reino, del reino de llama? Preguntó el Rey Helado.

- Todo eso, pero tenemos que ir por la princesa Llama, respondió Jade.

- Ok, ya estamos todos, ahora hay que repasar el plan, la princesa Llama, Max y yo nos infiltraremos en la guarida de Jorge, en ella hay bestias y todo lo malo que te puedes imaginar, para eso llevaremos las armas del rey Helado, ¿está claro?, dijo Jade.

- Sí, dijeron todos.

- Todos se preparaban para la batalla hasta que cayó una nave misteriosa, eran Finn y sus amigos.

- Bueno, llegamos, dijeron todos.

- Ayuda, estoy herido, dijo Jade.

- Estamos ocupados Jade, dijo Llama.

- No puedo, son demasiadas, dijo Max.

Pero del espacio le cayó la salvación a Jade.

- ¡¡¡¡Finn!!!! Dijeron todos llenos de alegría y alivio.

- Mientras la DP curaba a Jade todos seguían luchando contra Jorge y las bestias, de la nada Jake y el rey Helado hicieron una gran combinación de fuerzas y logró que todas las bestias regresaran al inframundo.

- ¡¡Sí terminamos la batalla!!, dijeron todos llenos de satisfacción.

Y así fue como terminaron con Jorge y las bestias.

- Ah, casi se me olvida, tenemos que visitar a mi tío Larry, quien es un lindo perrito y le encanta bucear pero me pregunto, ¿dónde bucea?

- Jade, yo sé dónde bucea tu tío canino… ¡¡En el reino subacuático!! Pero no podré acompañarlos porque soy fuego, dijo Llama.

Y entonces así fue como Jade se encaminó en un viaje al reino que él no sabía que existía.

- Hola, tío, dijo Jade.

- Hola, querido sobrino. ¿Cómo has estado? Oí que salvaste al mundo de Jorge. ¡Te felicito! Ven, vamos a las aguas termales de este maravilloso reino, dijo Larry.

- Claro por qué no, respondió Jade lleno de tranquilidad.

Ya tranquilos descubrieron que el valor de la cooperación y ayuda entre los reinos es importante para que la sigan cultivando ya que todos los reinos pueden convivir y cuidarse pacíficamente entre ellos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *