Luna y Sol

Seudónimo: “Rosa Pastel” 

Hace muchos años la Luna y el Sol existieron en un espacio llamado Lunisol. Se llamaba así porque representaba la Luna y el Sol.

La Luna y el Sol eran muy amigos hasta que un día la Luna se dio cuenta que el Sol era más grande y más brillante,  por eso se puso celosa del Sol. Justo en ese momento nació la Tierra y vio que la Luna estaba mirando al Sol con cara de odio.

La Tierra le preguntó: “¿por qué estás mirando al Sol con cara de odio?”.

La Luna le respondió: “El Sol es más brillante y más grande que yo”.

Entonces la Tierra le dijo: “no importa si eres menos brillante o más pequeña, lo que importa es que eres única”, y la Luna se puso muy contenta y le dijo a la Tierra: “¡gracias! Por tu ayuda te iluminaré todas las noches cuando se vaya el Sol.”

Y de ahí la Luna ya nunca más estuvo celosa del Sol. Se hicieron amigos otra vez e iluminaban todos los días a la Tierra. Jugaban salero y cuando el Sol iluminaba a la Tierra de un lado, la Luna, iluminaba del otro. Se divertían mucho jugando y cada día conocían a más amigos planetas, jugaban todos juntos siempre. 

Pero un día Plutón se dio cuenta que era mucho más chiquito que todos sus amigos y le dijo a la Tierra: “¿por qué soy tan chiquito?, y la Tierra respondió: “no se, pero no por que seas más chiquito nosotros dejaremos de ser tus amigos, ¿ok?”. Plutón respondió: “ok”. 

Siempre que habían problemas, le pedían ayuda a la Tierra y por eso es que la Tierra es el único planeta que tiene humanos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *