Sé que me odias

Seudonimo: Nora Camp

Sé que me odias.
Que mi voz rechina en tu oído. Que soy peor que la muerte.

No lo tienes que decir,
Lo puedo sentir cuando estás conmigo. Lo puedo sentir cuando me dices “te quiero”.

Sé que me odias
Lo sé por cómo me hablas
Por cómo me miras tan fuerte como el café en la mañana fría.

Nunca me lo dirías
Has sellado esa palabra con cera
Lo has escondido en los fondos de tu mente.

Sé que me odias, Aunque no te lo admitieras, Me odias como yo me he odiado.

Me odias tanto como el gato a la rata. No te culpo,
Si fuera tú, yo también me odiaría.

Odias la manera en que camino por la calle. Odias la manera que nunca sé qué decir. Odias que yo no te odio tanto como tú a mí.

Mi cabeza se enreda con los cables de la idea. Me tropiezo en la red que me has armado,
De la idea que tú me odias y que los demás también.

Me ponen espejos enfrente. Manchados con sangre roja y pensamientos vacíos, Me ahogo en un mar de reflexiones.

El vidrio de tus sentimientos me corta mil veces. Me caigo en la espiral que me han armado. No puedo respirar.

Mi cabeza gira y gira, Sin comprender la idea De que podemos sentir odio.

Ese desprecio, esa hostilidad, Cómo podemos sentir eso. Cómo se lo podemos regalar a otro ser. Cómo me lo pueden desear a mí.

Qué hice para merecerme esto. Para que todos me lo dirijan a mí Para que yo crea que me lo merezca.

Sé que me odias como la tarde al día. Ya lo sé.
No lo puedo cambiar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *