El Científico que nunca logró su sueño

Seudónimo: Xoloescuincle

En una ciudad muy lejana, llamada Unijor (unidos mejor), pasó una historia hace 202 años. Un científico loco, llamado Andrew Boldinsky, vivió la peor historia que ha pasado en esa ciudad. Andrew tenía la mejor familia de la ciudad, ellos eran los líderes de Unijor, pero eso no cambia su triste historia. Elizabeth Boldinsky era su esposa, Arian y Eitan Boldinsky sus hijos, sus pequeños angelitos y su mejor amigo Paul Barbanicha, quien también cconsideraban parte de su pequeña, pero fabulosa familia. El 22 de diciembre era el día en el que celebraban que todos estaban unidos. Andrew se preparaba para eso dos días antes para tener todo listo. Era hora del desayuno y Elizabeth les decidió contar una noticia fabulosa, - ¡Estoy embarazada! Todos estaban con la boca abierta y saltando de la emoción, pero se dieron cuenta que Andrew no estaba. Paul lo fue a buscar a todas partes, no logró encontrarlo, hasta que se acordó que siempre, a la hora de la comida, él seguía trabando. Fue al laboratorio y lo encontró ahí, lo primero que hizo fue darle un abrazo y felicitarlo. Él no entendía qué pasaba, entonces Paul le dijo que había una sorpresa esperándole en casa. Andrew estaba con una gran sonrisa esperando saber qué era esa gran sorpresa. En cuanto llegaron vieron que todos estaban en el comedor esperando y Elizabeth no dejaba de sonreír, le dijo: - ¡Tendremos un nuevo angelito! Él se sintió la persona más feliz del mundo. - ¿Pero ¿cuándo nace?  preguntó Andrew, -el 21 de diciembre - ¡Que padre que es un día antes de la celebración del 22 de diciembre! dijo Eitan. Un mes después de la gran noticia, ya solo faltaban 2 días para el nacimiento de su pequeño angelito. Todos se preguntaban qué genero iba a tener el bebé, pero nadie sabía, ni los doctores. Elizabet estaba nerviosa porque no iban a poder saber hasta que naciera. A la mañana siguiente ya estaban en el hospital a las 11:00 am, hora en la que él bebé nacería. Así que llegó el momento más deseado, nació y todos se preguntaban qué género tenía el bebé, pero nadie lo sabía. En ese preciso momento Andrew fue a su laboratorio, ahora sí es el “científico loco Andrew Boldinsky”, él quería saber el sexo de su bebé, cuando se proponía algo nunca se rendía. Elizabeth decidió llamarlo Ariel, porque ese nombre era para niño y niña. En los meses de trabajo que siguieron, todos los científicos intentaron averiguar qué era, usaron máquinas del tiempo para ver si eso ya había pasado alguna vez, buscaron y buscaron en siglos pasados, pero nada; parecía que Elizabeth había sido a la única persona a la que le había pasado eso. También intentaron llevar a su bebé con magos, brujos y hechiceros, pero nada, los magos se rindieron y no lograron averiguar qué era su bebé. Andrew estaba harto y desesperado, les dijo que se tomaría un descanso y que él lo iba a averiguar por sí solo; fue hasta la época de los dinosaurios y descubrió que la sangre de ellos era poderosa, que podía curar cualquier cosa, hasta podía iluminar al bebé para saber si era niño o niña. Le fue a contar a su familia su idea y a ellos no les pareció nada buena, por el contrario, muy peligrosa y arriesgada, pero él les dijo que no se preocuparan, que él lo lograría. Los convenció y fue a la máquina del tiempo, puso la fecha y se fue directo a la época de los dinosaurios. Llegando ahí se dio cuenta que estaba rodeado de dinosaurios peligrosos, pero no le importó, lo único que le importaba era saber el género de su bebé. Encontró a un dinosaurio bebé dormido y pensó que era el mejor momento para sacarle sangre al pequeño, justo cuando sacó la jeringa, llegó el papá del bebé dinosaurio, pero desafortunadamente Andrew no lo vio y… ¡Pum! le clavo la jeringa. Afortunadamente sí le logró sacar sangre, pero nunca logró llegar de nuevo a la ciudad Unijor. Después de ésta trágica historia, los ciudadanos decidieron conmemorar el 22 de diciembre como el día en que cayó un héroe, el héroe Andrew Boldinsky.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *