El sapito enojón

Caramelito

El sapito predice cuando lloverá

porque su amigo el sol se va.

Él felizmente canta

porque la lluvia le encanta.

El sapito sabe que el sol volverá

y corre al charco donde tropieza.

Luego se enfadará

porque el autor en paz no lo deja.

El sapito se enoja

y su panza se infla como una esponja.

¡No te quiero!

Le reclama al escritor

y enfadado se va al rincón.

¡Hola sapito!

Dijo la rana

que ella no estaba enojada.

El sapito gruñón

fue arrastrando a la pobre rana

porque ella ya estaba saliendo del poema

pero se quedó sentada.

Advirtiendo al sapito que morirá

al autor le empezó a gritar.

Luego luego

el sol les brindó calor,

y el sapito ya menos enojado

dijo que ya todo había pasado.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *