Sam ha vuelto

Seudónimo: Victoria

Había una vez un perro que se llamaba Sam.

Sam vivía en una casa con su familia, la familia Gordon. El papá se llamaba Salo, la mamá Natalie y los hermanos Victoria, Jacobo y Ariela quien era la hija más pequeña y la que más tiempo pasaba con él.

Todos los días, Sam salía a pasear a la calle con Ariela su dueña y se detenían a jugar en el parque con la pelota. A Sam le gustaba un juego que se llamaba “atrapa la pelota” y podían quedarse horas jugando. De regreso a casa siempre pasaban por un restaurante de hamburguesas y hot-dogs que le llamaba mucho la atención. Cada vez que se acercaba a ese lugar, a Sam se le hacía agua la boca. El olor era delicioso y la comida se veía riquísima.

Un día Ariela se dio cuenta que Sam se estaba escapando de la casa y decidió seguirlo sin que se diera cuenta. Primero pasaron por el edificio de la esquina, después por la joyería del señor Amkie y finalmente llegaron al restaurante que tanto le gustaba a Sam.

Ariela se dio cuenta que este restaurante le gustaba mucho a Sam y entro a preguntar si dejaban entrar perros y le dijeron que si, cuando volteo…. ¡Sam ya no estaba! ¡Sam! ¡Sam! ¡Saaaaaaam! grito Ariela.

Lo busco por toda la ciudad, puso carteles de Sam que decían: “PERRO PERDIDO AYUDAME A ENCONTRARLO” llama al 5436805678. Entonces les pidió a Jacobo y a Victoria que le ayuden a buscar preguntándole a sus vecinos.

Uno de ellos tenía a Sam y le pregunto a Victoria ¿Es este tu perro? y Victoria brinco de emoción ¡Sí! ¡Siiiii! Es Sam.

Victoria llego a la casa y le dijo a Ariela mira ¡Sam ha vuelto! ¡gracias, Victoria! grito Ariela.

Y corrió a abrazar a Sam, Ariela estaba tan feliz que abrazo también a Victoria y le dijo que bueno es tener una hermana como tu…. ¡Te quiero mucho!

Autora: Rebeca Amkie

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *