Un día siendo galleta

Seudónimo: Jazmín

Hola, yo soy la galleta más rica del mundo y les quiero contar todo mi día. Mi día empieza encerrada en una bolsa de plástico y vivo junto con otras cinco galletas iguales a mi. Aparecimos en una lonchera y alguien lleva esta lonchera a un lugar muy grande en dónde se escuchan niños jugar. Se que la persona que me está cargando es una niña pero no se nada más se de ella, estoy en la clase de matemáticas porque se escuchan números, ya pronto va a ser la hora del recreo se que va estar muy padre porque estoy a punto de vivir una gran experiencia.

Se escuchó el timbre muy fuerte y todos corrieron al patio. La niña abrió su lonchera y abrió la bolsa de plástico en la que estábamos. Vi que con unas cosas largas como garras fueron agarrando a las galletas con las que estaba, hasta que me tocó a mi. De repente me metió como a una cueva en dónde había muchas montañas blancas y se sentía mojado. Dentro de esta cueva hay algo muy largo, pegajoso y rojo que me empujó hasta un tubo en donde caí a una bolsa y me empecé a disolver. Las partes que quedaron de la galleta recorrieron un laberinto extraño y cuando regresó a su casa abandonaron el cuerpo de la niña.

Mi día fue muy extraño pero recorrí un trayecto muy importante para el cuerpo de la niña. Ahora sé que las galletas como yo tenemos una vida corta pero podemos aprender mucho en ese recorrido.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *