La bruja del amor

Seudónimo: Seudonimito

Cabello de oro,
ojos de cristal,
sonrisa que enamora,
y una voz sin igual.

¿Que debo hacer,
para salir de este hechizo?
Tu hechizo,
¿qué más me hizo?

Carisma sin igual,
tu belleza no se puede comparar,
personalidad alegre, libre,
otra como tú no se puede encontrar.

Cuando estoy solo, estás tú,
cuando todo duele, estás tú
estás tú siempre para recoger los cimientos,
las piezas que yo no encuentro.

Como un susurro en mi oído te muestras,
como unos labios en mi boca,
como la lluvia que cae sobre mí,
siempre has estado ahí.

Espero, querida mía,
que algún día te regocijes,
al leer este poema,
junto a mí, con amor y alegría.