El dinosaurio feroz

Seudónimo: Alelis

Había una vez un león que quería convertirse en un dinosaurio, porque no le gustaba ser un león solitario y quería ser el más grande de la manada.

Decidió visitar a la bruja de la selva, el león le pidió que por favor lo convirtiera en un dinosaurio feroz, así que la bruja decidió convertirlo, aunque supiera que sería el único dinosaurio en el mundo.

El león que ya no era león se fue muy feliz a la sabana con los demás leones, pero cuando lo vieron, se asustaron tanto que se echaron a correr.  El león que ya no era león se sintió triste al ver que aún seguía solo y que haber decidido ser un dinosaurio no fue la mejor opción.

Volvió a llamar a la bruja porque se dio cuenta de que quería ser león otra vez y la bruja al escucharlo decidió convertirlo nuevamente en león.

Cuando regresó con su manada, fue aceptado por todos los leones y se sintieron muy felices de tenerlo de vuelta.