El innombrable

Seudónimo: La peli

Hace mucho tiempo, en el año 1993, había una Ciudad hechizada, en la que existían unas niñas que no le tenían miedo a nada, se llamaba Emma y Olivia. Ellas se fueron de la Ciudad y vivían en un bosque oscuro en donde nadie jamás había entrado, ese bosque era muy solitario solo se escuchaba el aire pasar. Una noche desde su ventana vieron humo verde salir de una casa, caminaron hacia la casa temblando de miedo y al llegar a la casa se prendían y se apagaban las luces, entraron, no había nadie, la casa estaba vacía. Caminaron y encontraron cosas nunca vistas, las investigaron y descubrieron que eran muy peligrosas y Olivia dijo: ¡Tengo una idea! ¿Por qué no escribimos todo esto en el periódico? ¡Buena idea! dijo Emma, entonces pasaron toda la tarde escribiendo lo que descubrieron y lo mandaron a la Ciudad, todos en la Ciudad leyeron el periódico que Emma y Olivia habían escrito.

 

A la mañana siguiente despertaron y fueron a la casa, entraron a ver qué más había, encontraron una puerta atrás del sillón y después de intentarlo mucho lograron abrir  la puerta, había un señor con una máscara roja y una bata negra lo llamaban: el INNOMBRABLE porque su historia cuenta que cuando era niño estaba jugando fútbol con sus amigos, se les fue el balón al bosque oscuro y cuando lo fue a buscar encontró una casa entró y alguien lo hechizó, hasta ahorita nadie sabe quién fue, pero el hechizo fue que jamás volvería a su casa. A partir de ese día, a todo el que mencionaba su nombre, se le hacía la lengua chicharrón. Él ya nunca más volvió a salir de ahí, creció y aprendió a vivir solo en esa casa. El INNOMBRABLE se quedó solo ahí atrapado.

 

Cuando Emma y Olivia abrieron la puerta, vieron un sombra muy tenebrosa; Emma se desmayó de tanto miedo, Olivia le dio menos miedo y se acercó pero el INNOMBRABLE al creer que lo iba a lastimar la hechizo, por suerte no fuerte, sólo la hizo recordar sus momentos más tristes y claro… Olivia empezó a llorar. Salieron corriendo y Emma le propuso que mejor despejará su mente, fueron a un lago a nadar un rato para cambiar sus pensamientos y cuando volvieron a su casa se encontraron con una sorpresa, alguien les había dejado una poción, y esta era para romper el hechizo y que nunca las pueda hechizar de nuevo. Con esa poción le ganaron al INNOMBRABLE ¡Sí le ganamos! Exclamó Emma con una sonrisa enorme.

Emma y Olivia querían que todos en la Ciudad supieran lo que había sucedido, entonces decidieron volver a escribir y lo mandaron a la Ciudad.

 

Cuando le llegó la noticia a las personas, festejaron con una gran fiesta, pero lo que no sabían era que ese no era el INNOMBRABLE real era un robot que construyó el INNOMBRABLE y cuando se enteró se enojó tanto que busco a las niñas y se las llevó a la parte más oscura del bosque y las encerró en una cueva donde habían osos. La cueva tenía candado y no podían salir, pero era muy grande así que las niñas siguieron caminando, después de tanto tiempo de caminar por la cueva las niñas encontraron cosas. A Emma se le ocurrió construir algo con esas cosas entonces construyeron una llave para abrir la cueva en la que estaban y también un coche para escapar más rápido del INNOMBRABLE. Intentaron abrir la cueva con la llave que habían construido, pero no funcionaba siguieron intentando hasta que construyeron más y más  llaves eran 38 llaves ya estaban cansadas y ni una llave abría hasta que por fin la última llave abrió, se subieron al coche y se fueron a la Ciudad, porque su casa del bosque ya la había descubierto el INNOMBRABLE. Entonces construyeron otra casa, pero esta vez en la Ciudad, querían romper el hechizo que el INNOMBRABLE le había hecho a la Ciudad, pero no sabían cómo, se pusieron a estudiar magia y hechicería hasta que encontraron la poción perfecta, esa poción se llamaba “Rompe rompe el hechizo” empezaron a prepararla en su caldero y decía así la receta: “ojo de rana, pluma de algún ave, hongo venenoso y polvo de erizo azul” fueron al bosque a conseguirlos y los echaron en su caldero, cuando esté listo nos subiremos a un avión y lo lanzaremos por la Ciudad dijo Olivia.

 

Después de muchas horas fueron por un avión se subieron y despegaron y cuando estaban en el aire lanzaron la pócima a la Ciudad y se rompió el hechizo y todos vivieron felices.