Entre las sombras

Seudónimo: M.V. Kartas

La mañana comienza normalmente, el gallo cantando y el sol brillando intensamente. Bajo a la cocina a prepararme un pan tostado con mermelada antes de oír el primer «tac tac”. Abro la puerta y no veo nada excepto mi sombra y el suelo.

Al otro día vuelve a sonar la puerta pero ahora veo a un gato atigrado que según yo intenta atacarme, pero en vez de eso, me brinca y me entrega una llave con forma extraña. ¿De que podría ser? Vuelvo a verla, la punta tiene forma de espiral que difícilmente entra en un cerrojo.

Ya es lunes, llevo unos días pensando donde podría encajar la llave; no lo he descubierto pero el sábado volvió el gato con una pista. «Usas lo que dentro lleva cuando no estás en el agua y algunas veces cuando no estás entre sueños; hasta dentro de esto encontrarás lo que buscas y si la pista no has entendido, a ver si esto lo descifras”.

@/º/\/\@/º¡0 /)e /º 0 />@.

No he entendido el acertijo y menos el código.

Lo observo de nuevo y me doy cuenta de esto…

@ = a, /º= r, /\/\ = m, ¡ = i, 0 = o, /) = d y /> = p.

Es decir, que el código significa armario de ropa. Me dirijo hacia él para ver si hay algo; y ¡sí qué hay algo al final del armario!: un cofre de plata con acero oxidado y una cerradura nada menos, que en forma de espiral.

Inserto la llave que tarda en entrar pero al fin logro ponerla correctamente… y de repente, del cofre salen sombras que se esparcen por toda la casa hasta convertirla en una oscuridad total. No veo nada, ni mis manos, ni dónde estoy, ni la puerta para escapar de este infierno; cada vez la oscuridad me consume más y el aire se escapa de mi cuerpo.

El gato lo hizo todo, él provocó todo esto. ¿Dónde estoy?, ¿a dónde voy?, ¿qué estoy haciendo?, ¿quién soy?. Lo único que recuerdo de mi vida, fue un gato atigrado que me arruinó la vida.

Es el comienzo de mi próxima vida, me llamo Josh Jackson y tengo 1 año; nací el 30 de febrero de entre las sombras…