George, el hombre con corazón de oro

Seudónimo: Ulises

El 1 de septiembre de 1939, George Shlinder, un niño polaco, se encontraba

preocupado porque su primo mayor Alexander Shlinder fue por betabel y papa para

poder cenar y nunca regresó. Para George fue muy duro, pues vivía con su primo ya

que sus papás se fueron del país para poder conseguir una mejor vida.

George empezó a notar cosas muy raras en el país. Escuchó que se estaban

llevando a la gente a nuevas oportunidades de vida. Cuando George se enteró de eso,

se puso muy contento porque pensó que lo podían llevar a Suiza donde se

encontraban la señora Silke Shlinder y el señor Ralf Shlinder, que eran los padres de

George.

El 4 de septiembre, George tuvo un sueño muy extraño en el cual lo iban a

matar. Cuando George despertó, se encontró a su abuela empacando. Al mirarla, le

preguntó a dónde iría y ella le contestó que el gobierno le había encontrado una

oportunidad de trabajo. En ese momento, George se despidió de la abuela, pero a

George no le dolió tanto porque sabía que su abuela iba a tener una mejor vida y eso le

hacía mucha ilusión a George.

El día llegó, fue el día en el que George se tenía que ir del país para poder tener

una mejor vida y ese país era Suiza, dos soldados empezaron a preguntarle a George

porqué quería ir a Suiza y les platicó que sus papás vivían ahí.

George fue enviado Auschwitz, cuando entró se soltó a llorar y vio la masacre

que estaban viviendo las demás personas. Lo primero que hizo fue pensar en su primo

y en su abuela que muy probablemente estaban sufriendo o tal vez estarían muertos

como los miles de judíos y personas de otras religiones o ideologías que estaban

muriendo. Antes de subir al tren le preguntaron a George que dónde estaban sus papás

y les dijo que en Suiza. Los padres de George fueron expulsados de Suiza a causa de

una orden del gobierno liderado por Adolf Hitler.

 

El papá de George era un banquero muy importante de Suiza y la mamá de

George era un señor que preparaba la comida de un centro de estudios judaicos.

Fueron enviados Auschwitz al mismo campo que a su hijo George. Cuando llegaron al

campo, los mandaron al dormitorio en el cual George dormía. En el momento que su

hijo los vio y se pusieron a llorar y se abrazaron.

Dos meses después le dijeron a George y a sus papás que necesitaban

bañarse. En ese momento los señores Shlinder se pusieron muy contentos. Fueron

entrando a la regadera y al momento de entrar a George le dijeron que él todavía podía

esperar porque estaba limpio. Dos horas después se empieza a desprender un olor

horrible y George pregunta qué entonces un adolescente le dijo la triste realidad. En

ese momento George empezó a gritar y llorar.

Después de un mes, muy triste para George, en el cual estaba lleno de rabia,

empiezo a ingeniarse maneras para escapar con ayuda de su amigo, el adolescente

llamado Aarón. Una noche fría, George y Aarón lograron escapar de Auschwitz.

Pasaron dos meses y la guerra se había terminado. El joven Shlinder se enteró que su

primo y su abuela sí habían muerto. Fue en ese momento que George se apegó mucho

a Dios y se fue a un orfanato de judíos, en el cual hizo su bart mitzva a los catorce

años. George entró en una depresión muy grave a causa de la muerte de sus papás,

llegó a tal punto que se quería suicidar, la religión lo salvó y renació para superarse

cada día.

Después de siete años hizo alía, es decir, se mudó a Israel teniendo una vida

extremadamente ortodoxa. George fue nombrado jajam de una yeshiva en Israel

llamada Aish a Tora, es una de la yeshiva más importantes de Jerusalem. Fue uno de

los sobrevivientes al Holocausto que ayudaron a que se generara el maravilloso museo

del Holocausto en Israel. A George le dejó muy marcado el Holocausto. Siempre decía

que al mirar su propio brazo, lo recordaba porque su brazo estaba tatuado con su

número.

George decía que vivir cerca de Dios era lo mejor y entre más pudiera estar

conectado con Él, mejor. La vida tendría más sentido se valoraría cada momento para

vivir. Hace unos meses, George fue asesinado por un grupo de terroristas en las calles

de Jerusalén simplemente por llevar kipá.