La oscura noche

Seudónimo: El escritor de la libertad

Había una vez cuatro amigos que salieron a dar un paseo en el bosque por la tarde, pero lamentablemente se perdieron y ya había anochecido, así que decidieron prender una fogata y dormir para el día siguiente irse ,al momento cuando se acostaron en la húmeda tierra la fogata se empezó a desvanecer hasta un momento que se apagó. Uno de los cuatro amigos llamado Carlos, se despertó mientras todos dormían, ya que no le volvió a dar sueño, se quedó acostado viendo la naturaleza, pero de repente escuchó un susurro que le decía ¡Salgan de aquí!, Carlos se asustó pero lo dejó pasar, momentos después lo volvió a escuchar, pero ahora no era un susurro, se escuchaba demasiado fuerte, se despertaron todos de un brinco y salieron corriendo, ese fue el peor error, se oía como si alguna criatura enorme los persiguiera, de repente uno de los amigos llamado Antonio desapareció ,no estaba. Cada vez se escuchaban menos los pasos y eso los alegró a todos, pero José,otro amigo se dio cuenta de que Antonio no estaba y les avisó a todos que se pusieran a buscar. Rafael vio hacia el cielo y alcanzó a ver a una criatura extraña, era como un búho pero tenía una rara apariencia, con una larga cola y cuerpo gigante, lo dejó pasar ya que pensó que era su imaginación. De repente se escuchó un grito de Antonio pidiendo ayuda, lo fueron  a buscar, lo encontraron en una cueva, luego al fin encontraron el campamento y Antonio les contó algo que los aterró, les dijo que una criatura gigante lo perseguía. Esa criatura era verdaderamente aterradora ,decidieron volver a dormir, eran las 3:36 y a las 4:05 Rafael se despertó con un mareo horrible y se desmayó. Lo intentaron despertar pero no respondía, al final despertó pero ahora tenía los ojos blancos y empezaba a decir algo con voz aterradora (salgan si no quieren ser víctimas de…) iba a decir  la siguiente palabra y se durmió, despertó y no se acordó de esto. Al fin amaneció,y salieron pero antes de irse Antonio regresó al campamento y no volvió después de un rato tuvieron que irse ya que anochecía. Al día siguiente le marcaron a los papás de Antonio y les contaron la lamentable noticia que su hijo lo habían encontrado muerto en el campamento, quería saber el caso de su muerte, mandaron al laboratorio su cuerpo y encontraron que una criatura no reconocida lo había mordido.